Descripción

Este arbol de la vida esta confeccionado con los cristales que se corresponden con cada uno de los chakras:

JASPE ROJO: Nos brinda fuerza, vitalidad, estabilidad y poder. Se relaciona con el chakra base o raíz que se encuentra en la base de la columna vertebral. Es de color rojo y podemos conectarnos con él cuando necesitamos vitalidad o nos sentimos deprimidos.

CORNALINA: Nos conecta con la alegría, la creación, la perseverancia, la autoconfianza y el coraje. Se relaciona con el segundo chakra o chakra del sacro que se encuentra en la pelvis. Es de color naranja y podemos conectarnos con él cuando sentimos inseguridad o dudas.

CITRINO: Nos conecta con la energía, el poder personal, la abundancia, la felicidad y la estimulación. Se relaciona con el tercer chakra o plexo solar que se encuentra en la boca del estómago. Es de color amarillo y nos sirve para asistirnos con el estrés, el miedo y la tensión.

CUARZO VERDE: Nos conecta con la salud, la armonía, el equilibrio y la sanación. Se relaciona con el cuarto chakra o corazón en el centro del pecho. Es de color verde y nos asiste contra el egoísmo y los celos.

CUARZO AZUL: Nos conecta con la expresión simple y clara, la paz, la serenidad. Se relaciona con el quinto chakra o garganta. Es de color azul y nos asiste ante situaciones de nerviosismo o inquietud.

AMATISTA: Nos conecta con los pensamientos en calma y el camino a la sabiduría interna. Nos conecta con la intuición y la conciencia. Se relaciona con el sexto chakra o tercer ojo que se encuentra en el centro de la frente. Es de color índigo y nos asiste en la falta de decisión y bloqueos.

CUARZO CRISTAL: Nos conecta para conquistar la claridad, la creatividad y la iluminación. Se relaciona con el séptimo chakra o coronilla que se encuentra arriba de la cabeza. Es de color violeta y nos asiste frente al aburrimiento y la falta de crecimiento espiritual.